top of page
Patricia Armendariz_Blog web-02.png
Patricia Armendariz_Blog web-03.png

¿Por qué Merida?

Este artículo está inspirado en mi reciente estancia en Mérida, la ciudad donde todos los mexicanos de las nuevas generaciones quiere vivir. Es una ciudad que es la envidia de otras urbes importantes por su dinamismo, competitividad, creatividad, limpieza y seguridad.


Para entender qué podemos copiarle a Mérida acudí al análisis de los municipios que presentan el índice de actividad económica más alto según el INEGI.


En el sector agropecuario, me llama la atención que Tapachula Chiapas aparece dentro de los 20 municipios más importantes. Pero en Tapachula como en todos los demás municipios algo sucede en el 2008 donde todos muestran un estancamiento, o una caida en su actividad.


El INEGI identifica ese “algo” como la crisis global del 2008, pero parece increíble que si no afectó nuestro sistema financiero, sí le pegó horizontalmente al desarrollo de nuestros polos de desarrollo.


En minería, energéticos y manufacturas sobresale Hermosillo.


Para comercio y servicios sobresale: Mérida, San Luis, nuevamente Hermosillo, Querétaro y Guadalajara, dentro de los mas importantes que no sean parte de CDMX.


Llama la atención el estancamiento de Monterrey y Puebla, que desde 2008 sufren una fractura y poco a poco han venido recuperándose. En el índice global que considera todos los sectores se lo lleva el municipio de Alvarado Veracruz.


Lo único que saco en conclusión es que las ciudades del futuro, serán como Mérida, ciudades de servicios. Pero sigo hurgando en su singularidad y me encuentro que en su historia hay una comunidad fuerte libanesa, que para mí es un grupo ejemplar por su espíritu empresarial. Sigue siendo una comunidad con una fuerte identidad resguardada por sus familias más antiguas, que protegen costumbres de ética y hasta un sorprendente tradicionalismo y cerrazón que contrastan con su espíritu creativo e innovador.


Y es que la identidad de cada ciudad en cualquier parte del mundo debe ser protegida por la comunidad, hasta en ciudades tan modernas y diversas como Nueva York. Ese espíritu de comunidad no debe descuidarse, sino más bien alimentarse con el advenimiento de otros inmigrantes, tanto nacionales como internacionales, es una pena convertirse en ciudades sin rumbo, que no generan desarrollo.


¡Cuidemos nuestras ciudades. Mantengamos espíritu de comunidad!

54 visualizaciones

Entradas Recientes

Ver todo

A la opinión pública:

En primer lugar, quiero reiterar públicamente una sincera disculpa a la comunidad de Chiapas y a la ciudadanía en general por la forma inapropiada en la que me dirigí al líder lacandón Bernardo Chanki

La fuerza del destino (1)

Es importante para las nuevas generaciones que comprendan que los hechos presentes de México y el mundo que estamos viviendo son resultados de un hilo de sucesos ocurridos a través de la historia a tr

bottom of page